¿Qué es ThinkMED?

El proyecto ThinkMED surge de la voluntad de potenciar el desarrollo socioeconómico de Andalucía y del Norte de Marruecos a través de la cooperación en Red entre empresas, universidades, centros tecnológicos y administraciones públicas del ámbito turístico. Thinkmed busca ampliar los buenos resultados del programa de Agrupaciones Empresariales  Innovadoras en el sector turístico e incorporar al tejido productivo, empresarial y tecnológico del Norte de Marruecos, que colaborarán en red para promover el desarrollo tecnológico, la investigación y la extensión de la sociedad de la información en el turismo.

Este proyecto, impulsado por la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (SEGITTUR S.A) ha sido aprobado en el marco del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España – Fronteras Exteriores (POCTEFEX), y tiene como objetivo articular los recursos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Objetivo 3 del FEDER, para el desarrollo de proyectos de cooperación transfronteriza entre España y Marruecos.

SEGITTUR cuenta con el apoyo de la Société Marocaine d’Ingénierie Touristique, sociedad estatal dependiente del Ministerio de Turismo de Marruecos, como entidad impulsora de las actividades en la zona norte de Marruecos. Las principales actividades en el marco del proyecto son:

  • Puesta en marcha de la Red de Innovación Turística Hispano- Marroquí en el eje Mediterráneo: ThinkMED;
  • Desarrollo de herramientas en materia de innovación turística para la región: Unidad de Innovación Turística para la generación de iniciativas de I+D+i y herramientas colaborativas;
  • Servicios de orientación y generación de proyectos de I+D+i en el sector turístico: coaching y acciones de intermediación;
  • Capacitación y fortalecimiento de las entidades turísticas: Talleres formativos y fomento de productos e iniciativas transfronterizas en el sector turístico.

Ámbito de actuación:

El área geográfica del proyecto se concreta en la parte española en el litoral de la Comunidad Autonóma de Andalucía, donde desde el punto de vista demográfico se concentra el 65% de la población andaluza y son: Almería, Granada, Málaga, Cádiz, Huelva y Ceuta y Melilla.

En cuanto al área geográfica marroquí, la zona costera del norte, desde Säidia hasta Asilah es tradicionalmente una de las principales zonas turísticas de Marruecos, y en la actualidad está incluida en un ambicioso plan de modernización de inversiones. La oferta se completa con importantes zonas de desarrollo del turismo patrimonial (Larache, Tánger), de naturaleza e interior (Chefchaouen y Parques Naturales) y de turismo rural-costero

Contexto y antecedentes

El turismo es un sector clave para el desarrollo económico de Andalucía, representa el 11,0% del PIB andaluz. En el caso del Norte de Marruecos,  según cifras del Observatorio de Turismo Marroquí, este sector supone el 7% del PIB  de la región.

Ambas regiones comparten una dependencia económica hacia un sector muy flexible en su demanda, sujeto a multitud de variables (políticas, medioambientales, sociales y económicas), un mismo clima, posición geográfica y riqueza patrimonial y natural. El grado de desarrollo del sector es diferente, y si bien Andalucía se puede considerar un destino maduro dentro del panorama turístico mundial, el Norte de Marruecos es todavía un destino joven y por lo tanto en desarrollo tal y como al menos prevén los planes del Gobierno Marroquí (Vision 2020).

Andalucía tradicionalmente se ha basado, sobre todo, en la explotación de los recursos de sol y playa en algunas zonas del litoral, y, en el patrimonio cultural ubicado en las ciudades emblemáticas. Su plan de Turismo Sostenible, establece la potenciación de nuevos sectores para seguir respondiendo a las necesidades cambiantes del consumidor y basarse en los principios de calidad, excelencia e innovación en los productos.

En cuanto al caso marroquí, sus diferentes estrategias turísticas, como  el “Plan Azur” o el “Plan Patrimoine et Héritage” prevén la creación de nuevas zonas balnearias en el país y la puesta en marcha de acciones que favorezcan el turismo cultural, de interior o de naturaleza, aplicando principios de sostenbilidad y de colaboración público privada. Se puede decir que las estrategias definidas son a priori muy semejantes y complementarias, al igual que las necesidades del sector que son  comunes, salvando la mayor experiencia y consolidación de un mercado frente al otro.

Por lo tanto los tradicionales problemas de estacionalización, sobrecarga de destinos, falta de competitividad empresarial, estacionalidad del empleo, nuevas demandas turísticas y degradación del medio son retos que se plantea el gobierno andaluz para lograr una renovación de sus destinos turísticos y que ya empiezan a aparecer en las zonas de actuación en Marruecos.

Esta entrada también está disponible en: Francés